Dar de mamar en público ya es legal en los 50 Estados de EEUU

Dar de mamar en público es un comportamiento que enfrenta a aquellos a los que les produce pudor que una mujer amamante en un parque o en un bar y los que defienden la libertad de la mujer y la lactancia como algo natural y que no importa dónde se haga. Aunque es difícil cambiar la ideología de aquellos que están en contra, desde esta semana las mujeres estadounidenses ya podrán defenderse cuando sean atacadas por lactar en público: ya es legal hacerlo en los 50 Estados del país, tras su aprobación y entrada en vigor, no sin resistencia de los más contrarios, de dos leyes en Utah e Idaho.

Para muchos, ya era hora de que EE UU se uniera a otros países como Reino Unido, donde la lactancia materna está garantizada en cualquier lugar desde 2010; Italia, que en 2017 comenzó a redactar una ley al respecto, o Australia, donde está legalizada desde 1984. Muchos en las redes sociales mostraron su satisfacción: “Hoy, en julio de 2018, finalmente hemos acordado dejar de sexualizar los cuerpos de las mujeres lo suficiente como para permitirles alimentar a sus bebés dónde quieran. Aunque mantengan a sus bebés bien amarrados, porque enseñar el pezón sigue siendo ilegal” o “Espera, espera. ¿Me estás diciendo que el medio por el que las madres humanas han alimentado a sus hijos desde el comienzo de los tiempos acaba de legalizarse para poder hacerlo frente a otros humanos en EE UU?. ¿Ahora, en 2018?

Cabe recordar que lo ocurrido este mes en EE UU va acorde con lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud, que defiende la lactancia natural “en cualquier lugar y en cualquier momento”. Y que se debe amamantar de forma exclusiva los primeros seis meses del recién nacido, siempre que sea posible, y hasta los dos años o más de forma complementaria.

Fuente: Este artículo fue tomado de el diario El País, para leerlo completo haz click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *