La Leche Humana, una sustancia viva

Al hablar de leche humana lo primero que tenemos que decir es que es una sustancia viva y cambiante, cuya composición varía, no sólo de acuerdo a la edad del bebé, sino que también va cambiando durante la mamada, mientras el bebé come.

Es diferente la leche del inicio de la mamada a la leche del final de la mamada. La leche materna se adapta siempre a las características individuales de cada bebé. No es igual la composición de la leche de una madre que tuvo un bebé de bajo peso, a la composición de la leche de una madre que tuvo un bebé de peso normal. Por esto se dice que la leche tiene propiedades “adaptativas”, es decir, de acuerdo a las características y edad de cada bebé va cambiando para cubrir sus necesidades nutricionales.

Calostro:

Es la leche diseñada por la naturaleza para cubrir las necesidades nutricionales específicas del recién nacido.

Características:

Es una leche espesa, de color amarillo que se produce en pequeñas cantidades entre el 1° y 4° día después del nacimiento del bebé y cuya duración dependerá de si se trata de un niño/a nacido a término en cuyo caso el calostro puede durar aproximadamente 8 a 10 días o si se trata de un bebé pre-término, en este caso la duración del calostro puede extenderse a 3 o 4 semanas. La cantidad de calostro producida por la madre es pequeña pues se adapta a la capacidad gástrica del recién nacido quién, en ese momento, no es capaz de tolerar volúmenes mayores. Además el escaso volumen de calostro permite al niño aprender poco a poco a controlar la compleja función de succionar, tragar y respirar evitando que el bebé se ahogue.

Composición:

Es una leche rica en proteínas y en componentes inmunológicos. Contiene grandes cantidades de anticuerpos y de otros factores de protección tales como lactoferrina, lisozima, vitaminas A y K y factores de crecimiento cuya principal función es la de proteger al bebé de los agentes patógenos presentes en el medio ambiente y contribuir a la maduración del organismo del recién nacido.

Principales propiedades del Calostro:

  • Facilita la eliminación del meconio (primeras heces del bebé) ya que tiene un efecto laxante.
  • Previene infecciones gastrointestinales ya que facilita la reproducción del lactobacilo bífido una bacteria no dañina que impide el crecimiento de bacterias patógenas en el intestino del recién nacido.
  • Estimula la maduración del organismo del recién nacido gracias a los factores de crecimiento que contiene.

Leche madura:

Igual que el calostro la leche madura es una sustancia viva cuya composición es variable y va adaptándose a las necesidades del bebé. Entre el 10° y 12° día el calostro aumenta de volumen, su contenido de lactosa y de grasa también aumenta, esta es la llamada leche de transición la cual dará paso a la leche madura.

Características Leche madura:

Es una leche menos espesa que el calostro, de color blanco azulado y tiene consistencia aguada. A pesar de su aspecto, esta leche tiene todos los nutrientes que el bebé requiere para crecer saludablemente hasta los 6 meses de edad sin que sea necesario darle ninguna otra bebida o complemento nutricional.

Composición:

Los principales componentes de la leche materna son: agua, proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas. Además contiene componentes inmunológicos, componentes bioactivos, hormonas, enzimas, factores de crecimiento y muchas otros elementos indispensables para la salud infantil.

  • Agua: aproximadamente el 80% de la composición de la leche es agua. Esta es la razón por la cual los bebés que reciben lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses no hay que darles agua. La leche materna los mantiene hidratados aún es lugares cálidos.
  • Proteínas: la leche materna contiene la cantidad de proteínas que el bebé requiere las cuales por ser proteínas específicas de la especie humana son bien toleradas, de fácil digestión y no le causan alergias al bebé.
  • Carbohidratos: el principal hidrato de carbono de la leche materna es la lactosa, provee el 40% de la energía que el bebé necesita. La lactosa es un nutriente muy importante durante el primer año de vida pues juega un importante papel en el desarrollo del sistema nervioso central.
  • Grasas: el aporte principal de energía en el niño proviene del contenido de grasas de la leche materna la cual le proporciona el 50% de su requerimiento calórico. Es importante señalar que la leche materna le aporta al bebé además de la grasa, una enzima llamada la lipaza que ayuda a digerir la grasa. Los ácidos grasos presentes en la leche humana cumplen un rol importantísimo en el desarrollo del cerebro del bebé a lo largo de sus dos primeros años de vida, así como también, en el desarrollo de su agudeza visual y auditiva. Esta es la razón principal por la que la lactancia materna se recomienda hasta los dos años o más.
  • Vitaminas y minerales: La concentración de vitaminas y minerales en la leche humana es la adecuada para cubrir los requerimientos del bebé por lo tanto no es necesario darle suplementos vitamínicos a un bebé que esta recibiendo lactancia materna exclusiva.

Una de las principales características de la leche humana es su riqueza inmunológica por eso se dice que es la primera vacuna que recibe el bebé. Contiene grandes cantidades de Inmunoglobulina A (IgA) cuya principal función es proteger la glándula mamaria de la madre contra infecciones y además protege las mucosas del lactante. La IgA Secretora, otra inmunoglobulina presente en la leche materna, ofrece al bebé una protección activa contra todos los gérmenes con los que la madre ha estado en contacto.

Es importante resaltar que la leche humana es fabricada por el organismo de la madre. Durante el período de la gestación la glándula mamaria se prepara para producir a partir de los componentes de la sangre materna, un alimento perfecto. Por esta razón en muchos libros médicos a la leche humana se le llama “sangre blanca”. La leche materna es una sustancia de gran complejidad biológica. Además de nutrir y proteger activamente al lactante es inmunomoduladora, es decir, no sólo transfiere al bebé protección contra infecciones y alergias específicas, sino que también estimula el desarrollo de su propio sistema inmunológico. La Leche Humana es una sustancia viva, imposible de copiar.

3 thoughts on “La Leche Humana, una sustancia viva

  • 18 abril, 2016 at 12:50 am
    Permalink

    Necesito ayuda urgente tengo mi pezon izquierdo muy dolorido lo tengo inflamado y muy maltratado aun asi le ofrezco ese pecho a mi bebe lloro del solo hecho de saber q tengo q ponerla aese pecho mi bebe solo tiene 20 dias de los cuales he perseverado con la lactacia pero siento q ya no doy mas y no quisiera dejar la lactacia.. donde pu

    Reply
    • 18 abril, 2016 at 11:05 am
      Permalink

      Hola a mi me ocurrió igual y luego de que me asesoré terminé amamantando a mi hijo hasta los 2 años y di 6 meses de manera exclusiva. Lo que te sucede es por una mala posición, ya que la lactancia materna no debe doler, pero como ya tienes los pezones irritados debes curártelos sin suspender la lactancia para ello escribe a amamanta@gmail.com
      No te preocupes que eso tiene solución y cuando lo superes vas a tener una experiencia hermosa

      Reply
      • 18 abril, 2016 at 3:55 pm
        Permalink

        Mi bebe me eructo precisamente el pecho que tengo lesionado no se si m dara algo, he tenido que darle la leche en tetero pero siento q cuandome saco la leche se m llena mas el seno y es un dolor insoportable tengo miedo de una mastitis y ademas tengo protesis

        Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *