Un final feliz

Michelle es una mamá que ha asistido a Amamanta desde que su bebé Juan Diego tenía tres días de nacido. Queremos compartir con ustedes su testimonio sobre su proceso de amamantamiento donde nos cuenta cómo fue el destete de Juan Diego. Esperamos que esta experiencia sirva de apoyo a otras madres y sobre todo las motive a amamantar a sus bebés aunque ya no sean tan pequeñitos.

juan diego

Hola, mi nombre es Michelle y me encantaría compartir mi experiencia de lactancia. Yo hice el curso prenatal y allí aprendí la importancia y los maravillosos beneficios de la lactancia materna. Cuando nació Juan Diego, en casa no había ni teteros ni fórmulas, pero aunque intentaba hacerlo tal y como me habían explicado, me resultó muy difícil que JD se pegara pues yo pensaba que no tenía pezón. El mismo día que llegué a casa llamé a Lolita y ella me atendió de inmediato, en esa consulta JD se pegó súper bien y de ahí en adelante estuvo siempre enamorado de la tetita de mami. Fue una experiencia muy gratificante para los dos. A todas las mamás les recomiendo que si tienen dudas o sienten dolor vayan a una consulta y chequeen que tengan la posición adecuada y sigan las técnicas, pues amamantar no debe  doler, es muy importante estar muy relajados (mamá y bebé) y contar con el apoyo de la familia en este proceso.

Mi mamá al principio me decía que debía complementar con fórmula para que durmiera más en la noche, yo le mostré todos los libros que tenía en casa y le fui enseñando los enormes beneficios de la lactancia materna. Ya a los 3 meses JD dormía corrido durante la noche, siempre lactancia exclusiva y eso sí… a libre demanda!!!

Cuando tenía 4 meses le detectaron acidosis tubular, estaba bajo de peso, pero el pediatra no quería complementar con fórmula y le mandó a hacer los exámenes correspondientes y en efecto resultó positivo y empezó su tratamiento con el nefrólogo (bicarbonato de sodio). Sin necesidad de fórmula ya en 4 meses Juan Diego estaba dentro del percentil de talla y peso y evolucionó de manera impresionante. La nefróloga también apoya la lactancia materna exclusiva y nunca le mandó fórmula para ganar peso.

Luego de 1 año y 2 meses, ya JD sólo tomaba teta en la mañana y en la noche, los fines de semana sí se pegaba 3 veces al día. Comenzó el proceso de destete, mi esposo y yo queríamos buscar otro bebé y mientras estaba amamantando no me venía la menstruación.

En el proceso de destete, cumplí 2 reglas básicas: Jamás le negué la teta, pero tampoco se la ofrecía, así poco a poco bajó a sólo la teta de la noche, luego interdiario y en 1 mes ya no amamantaba. JD siempre estuvo feliz y yo también.

Actualmente estoy embarazada de casi 6 meses y JD aunque no amamanta, algunas veces mete la mano en mi camisa y me dice “teta” y se ríe.

Agradezco enormemente a Amamanta por todo el apoyo, sin ellos no hubiese podido lograrlo, los grupos de reunión son lo máximo!!!! No dejen de asistir!

un beso!!!

Michi :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *