Extracción Manual y conservación de la leche materna

En caso de que la madre tenga que separarse temporalmente del bebé,  puede extraerse la leche ya sea manualmente o usando un extractor de leche, para ello es importante seguir algunas recomendaciones:

1. Lavarse muy bien las manos  con agua y jabón.

2. Lavar con jabón el envase que se va a utilizar para recolectar la leche y luego estirilizarlo.

3. Sostener el pecho con una  mano por debajo y con la otra masajear haciendo presión suavemente en forma circular alrededor de la areola (parte oscura del pecho)

4. Colocar el dedo pulgar sobre la areola y el dedo índice por debajo.

5. Presionar  hacia atrás en dirección a las costillas y soltar, presionar y soltar  hasta que la leche comience a gotear (ver ilustración)

6. Rotar el  pulgar y el índice  alrededor de la areola presionando y soltando para extraer toda la  leche del pecho, repetir lo mismo en el otro pecho

7. Al principio puede salir poca leche. Mientras más  practique, más leche saldrá.

 

Recomendaciones para almacenar la leche materna extraída:

1. Utilizar envases de vidrio o plástico bien lavados con agua y jabón.

2. Guardar en el envase sólo la cantidad de leche que consumirá el bebé en una toma

3. Colocar en el envase  la fecha de la extracción, para usar primero la leche que tiene mayor tiempo.