Correcta conservación de la leche materna extraída

Para la correcta conservación de la leche materna extraída se recomienda:

1. Si se va a usar en un lapso de 24 a 72 horas colocarla inmediatamente después de extraída en el refrigerador.

2. Si se va a usar en un lapso mayor a 72 horas colocarla inmediatamente después de extraída en el congelador.

Para descongelar la leche materna extraída se recomienda:

1. Descongelarla dentro del refrigerador

2. Introducir el envase con la leche en agua tibia antes de dársela al bebé.