¿Cómo prevenir que los pechos se llenen demasiado y se congestionen?

Durante las primeras semanas, es normal que los pechos  estén llenos. Amamantar al bebé frecuentemente (a libre demanda) evitará que los pechos  se congestionen, se  pongan duros y duelan.

 

Recomendaciones para prevenir que los pechos se congestionen:

  • Amamante frecuentemente al bebé ( 10 a 12 veces al día)
  • Despertar al bebé si pasadas 3 horas, no llora para pedir ser amamantado.
  • Amamantar de día y de noche.
  • Amamantar exclusivamente al bebé, dele solamente el pecho.
  • No utilizar chupones ni tetinas.
  • Usar sostenes cómodos, suaves y que no aprieten.
  • Permitir al bebé mamar las veces que quiera, por el tiempo que quiera (a libre demanda)