¿Cómo evitar dolor y grietas en los pezones?

Colocar correctamente el bebé al pecho

  • No lavar los pezones antes de alimentar al bebé, el baño diario es suficiente para una correcta higiene.
  • Permitir que el bebé suelte espontáneamente el pecho después de cada mamada.
  • Si al amamantar hay dolor, es necesario interrumpir la succión introduciendo el dedo meñique en la comisura del labio del bebé, de
    esta manera, abrirá la boca y soltará el pecho sin lastimar.
  • Después de amamantar extraer un poco de leche y esparcirla alrededor de pezón y areola permitiendo que se seque al aire, esto ayudará a humectar y proteger el área.